Debilidades, Entre Apertura y Clausura

EL RIVER DE ARIEL

Ariel se acuesta y despierta pensando en el partido. Se acomoda los pelos, se viste y desayuna esperando la hora. Está sentado en el cordón de la esquina de vera Mujica y Urquiza cuando lo pasan a buscar, pero su cabeza vuela por otros lugares. Ya dentro del auto, saluda a sus compañeros y se dispone a hacer silencio. Contesta un par de obviedades y otros protocolos de buenos modales, pero en realidad sus monosílabos emergen por inercia. Ariel llega a la cancha, estira el brazo para cada uno de sus colegas mientras enfila para el vestuario. Se cambia en silencio, entre todos, con la cabeza gacha, totalmente concentrado en lo que viene haciendo desde hace unos meses: pensar en River.

Imagen

Este River, de Ariel, ha cruzado los parámetros de lo que sería jugar con presión: ha  sufrido cada partido de visitante, despertando en el rival los máximos esfuerzos y las mejores decisiones de la temporada, simplemente eso, muchos de los equipos que fueron locales ante River, tuvieron su pico más alto de rendimiento (seguro a nivel colectivo, y en varias ocasiones a nivel individual); este River, de Ariel sintió la desesperación de su gente en cada encuentro en El Monumental: con bullicios a los 20 minutos, con reclamos ante un par de errores consecutivos, con puteadas ante los goles desperdiciados y silencios cuando las cosas no funcionaban. Este River de Ariel, sabía que se quemaba vivo si no lograba el objetivo, y que solamente era lógico si lograba el ascenso.

Imagen

Ariel se recuesta boca abajo en el césped del predio donde juega con sus amigos. La radio de fondo no ha parado de atormentarlo con el relato del final del encuentro. Sus manos cubren casi toda su cara. Está inmóvil, en silencio y en medio de un grupo de compañeros que no sabe cómo consolarlo. Un empate inesperado deja a River en situación preocupante, compleja, inesperada. Ariel sufre, para adentro, para sí mismo.

Este River de Ariel, tuvo ciertos jugadores superlativos en diversos momentos de la temporada: Carlos Sanchez y Lucas Ocampos se tornaron imparables en las primeras fechas; Cavenaghi y su seguidilla de goles; Dominguez con sus estocadas en diferentes pasajes; Cirigliano y su regularidad; Trezeguet sobre el final; Funes Mori y sus aportes; e incluso algunos partidos de César González. El mejor plantel de River en los últimos seis años, para el peor momento de los últimos 111 años de vida.

A este River, que es de Ariel, le pasaron algunas cosas  que jamás se olvidarán: la pelea de Cavenaghi y Dominguez; la discusión con gestos entre Caruso y el Chori; las suspensión de una tribuna por incidentes violentos; la mancha en el pantalón de Ponzio; los ataques de ansiedad del diez; las derrotas ante At. Tucuman, Aldosivi, Boca Unidos, Patronatos; o el empate ante Guillermo Brown de Puerto Madrin.

Imagen

Han pasado un par de meses desde que Ariel sufría tirado en el césped, con las manos en la cara, la posibilidad de sufrir una promoción más. Pero eso no ocurrió, River Plate, el de Ariel, el de Juan Carlos, el de Rodolfo, Nicolás, Javier, Pedro, Agustín y tantos miles de hinchas, está en el sitio del que jamás debía haberse ido.

Hoy hay fiesta el estadio más grande de la República Argentina. Ariel y todos esos locos fanáticos van a estar ahí, dando vuelta la página, titulando de vuelta otro capítulo, uno distinto, uno de héroes, de conquistas, de reliquias y tesoros deportivos. Sufrir, sufrirán siempre, pero el fútbol tiene guardados para cada uno de ellos un instante brillante, un momento único, que hoy se empieza a ramificar.

Bienvenido River Plate al fútbol de Primera, bienvenido al comienzo de algo mágico.

LEANDRO ROJAS

Anuncios
Estándar

One thought on “EL RIVER DE ARIEL

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s