De Genios y Magos, Debilidades, En el Interior e Inferiores

ORGULLO DIJO PRESENTE

Obviamente no la filmé. Pasa la mayoría de las veces. Como con las mascotas, que cuando hay visita y nosotros queremos que haga su gracia, por razones que jamás entenderemos, ellas nunca las realizan, y somos los dueños los que quedamos como ridículos o mentirosos. Estas jugadas son iguales, son tan únicas que se presentan ante nosotros como flashes, y no te dan tregua ni chance para atinar ni comentar, sólo uno puede balbucear, así medio entrecortado, mientras te vas parando, mientras el de al lado te manotea y a posteriori el lamento.

No se ni donde agarró la pelota, pero como tiendo a exagerar y como la inmortalidad de estas jugadas reside en acrecentar el número de rivales o la cantidad de metros que separaban al jugador del arco rival, vamos a decir que quitó tres o cuatro metros más atrás de la línea de la mitad de la cancha. En el centro del campo, donde debía estar, donde todo le caía para que el juego comenzara a gestarse.

Ahí, después de dominarla y ponerla al servicio del resto, empezó a construir una de esas máximas tan futbolera y tan espontánea para todo aquel que ama y entiende de que se trata esto. Cuando se tejen situaciones como estas, cuando el silencio se adueña del momento y las palabras no responden, o no se atreven a salir;  cuando culmina aquel intento fallido, tendemos a afirmar que eso merecía ser gol.

 

 

Arriesgó, adelantó la bola, tocó y pasó, y volvió a tocar, y se mostró otra vez. Enganchó hacia fuera y se le fue un tanto larga casi llegando al borde del área. Parecía que la superficie húmeda y maltrecha terminaba con el intento, pero llegó una vez más, y volvió a enganchar, esta vez hacia adentro. Tal vez el remate, fuese al arco o afuera, ya le aseguraba el reconocimiento. Se sentía que la gente estaba esperando la terminación de aquella “obra” para aplaudir semejante esfuerzo. Pero no, no le pegó de zurda y la volvió a empujar hacia adentro, como un equilibrista que camina sobre la línea blanca del área grande. Y ahí, en el corazón de la misma, le hundió el pie derecho para cucharearla y que el enganche termine con esa aventura.

Seguramente el marcador central no dudó ni un instante, interrumpió la jugada, despejó lejos y rearmó su defensa luego de la embestida. Pero ahí, mientras la pelota cruzaba el cielo hacia el otro campo, entre los aplausos, comentarios, risas y el fastidio entremezclados, ese marcador central sabía que eso merecía ser gol. Y entre un chori y una coca, sentado en un tablón con las personas que lo aman como yo, un entrerriano dijo: “¡¡Que jugada se mandó ese colorado!!”; y el orgullo dijo presente.

LEANDRO ROJAS

“A otra de las pocas personas que me hace llorar de alegría,

Gracias Turbo”

Anuncios
Estándar

9 thoughts on “ORGULLO DIJO PRESENTE

  1. negro dice:

    es algo mas q compartimos lea querido.. el amor y admiracion por nuestros hermanos; siempre lo dije: no puedo ser objetivo cuando hablo de mi hermano x q más alla de ser un gran jugador es mi hermano y uno tiende a agrandar las cosas como vos decis.. pero es hermoso poder disfrutarlos, es hermoso saber q pueden y q les va bien.. es el reflejo de uno y quien mejor q ellos para q hagan lo q a nosotros nos gustaria estar haciendo…. y esas lagrimas de alegria son impagables.. cuando inflas el pecho d orgullo!! eso si no tiene precio.. que sigan jugando los dos, para regocijo (no se como se escribe) nuestro y disfrutalo q un hermano es el mejor regalo q te puede dar el de arriba; disfrutalo siempre!
    Y al turbo, que siga.. q no baje los brazos, q la rompe y la va a seguir rompiendo.. q se esfuerce; por q por estas cosas, por la calidad de persona q es y por tipos como vos somos muchos los q queremos q le vaya bien. Abrazo enorme para los dos y q Dios quiera q sigan asi de unidos toda la vida..

  2. Turbo dice:

    Siempre queda guardada alguna lagrima por ahi atras, para cuando recuerdo y me toca mirar estos relatos.. Me llevan a ese lugar qe vos relatas, por mas qe en esta ocasion hablas de mi, siempre cuesta recordar esas jugadas.. Pero leyendo tus palabras, siguiendo el relato, es como si de alguna manera vos nos llevaras a ese momento y fueramos los que estamos parados ahi alrededor tuyo..
    Este texto tuyo, por la situacion en la que me encontraba y por algo; que nose que es; a inmortalizado ese momento.. Esa jugada para toda mi vida va a ser especial por este texto..

    No hay palabras que me lleguen mas al corazon que las tuyas.
    Nunca dejes de escribir.
    TE AMO HERMANO!!

  3. Santi Palmieri dice:

    Que grande el pibito… era de hacer esas jugadas, aunque muy pocas terminaban en gol jajaja… Siempre se supo que es un distinto, un exquisito….Terrible palabras Leo, como de costumbre… Abrazo Rojildos 😀

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s