Entre Apertura y Clausura, Para Volar

ESO ES TUYO

¿Adonde apuntar cuando tenés que hablar de algo que nadie quiere oír?, ¿Sobre que enfoque trabajar para aquello que duele al lector incluso mucho más de lo que cualquier derrota me haya dolido a mi?, ¿Para dónde encauzar el sufrimiento de saber que durante un año los vestidos de rojinegro caerán como buitres sobre la carroña? Imagino que será propicio pensar como hincha de Central…

Si yo fuera hincha de Central, jamás me quedaría con la constante y silenciosa conspiración en contra de un club pésimamente manejado por varias comisiones; jamás me quedaría con las partidas de varios pibes con futuro y sin remuneración para las arcas Canayas; jamás me quedaría con la sucesión de derrotas que determinaron la salida de Cuffaro Russo en ese último torneo; jamás me quedaría con las lesiones crónicas, o las malas decisiones con la pelota en los pies, o los goles errados o la falta de jerarquía en ambas áreas. Si yo fuera hincha de Central, buscaría sostenerme de otras cosas.

Imagino quedándome con la alegría de esperar ansioso aquellos encuentros sonoros y festivos. El fervor popular de arrimarse cantando y aplaudiendo al Gigante, y ese roce incómodo y a la vez comprensible de avanzar por cada uno de los escalones de cemento para llegar a que te impacten las luces y el aliento te envuelva, y te lleve a otro nivel. El verde césped metiéndose en un suspiro y en busca de la serenidad de ver correr el balón en pies de los Guerreros Auriazules. La voz del estadio marcando el compás de cada uno de los integrantes elegidos por el DT de turno. El delirio magnífico al nombrar a aquél que el público ama, al ídolo, al crack o al goleador.

Y la explosión: quedarte con la explosión de cientos de miles de papeles que se elevan en busca del gesto más espectacular de nuestro fútbol. Perderte en los versos pegadizos de esa canción que a medida que se va repitiendo una y otra vez, se siente más profunda, se impone ante las publicidades y desciende recién cuando el arquero canalla enfila hacia su arco, para ser entremezclada por un aplauso respetuoso y cálido, casi protector hacia el guardameta que intentará evitar que los intereses de esos miles que ahora aplauden, no se derrumben detrás de una derrota.

Quedarte con todo eso: con la previa, que empieza el día anterior en una salida, en un encuentro, que se debate entre un buen vino, un café o un mate. Previa que se extiende al almuerzo del medio día, que te invade con el audio de una radio anunciante de cada movimiento, de cada pequeñez que te hace cada vez más gigante. Las estadísticas, las camisetas, las lesiones, lo probable, las rachas, los últimos registros, los análisis, las risas, la ansiedad, la sorpresa, las ganas que se entremezclan con un lágrima que se recargó de tensión y decidió caer como muestra de amor, como presagio de tarde mágica.

Quedarte con la posibilidad de revalidar cada fin de semana tu pasión y ese sentimiento tan mágico. Con el saber de que siempre uno regresa adonde pertenece, y donde merece. Quedarte abrazado a tus seres queridos, disfrutar de compartir esa fiesta con cada uno de ellos. Por que eso…eso no te lo roba nadie, eso no te lo quita ni el tiempo, ni el descenso, ni ningún dirigente. Eso es tuyo. Está tallado ahí, en ese sitio tan selectivo y sensible que se llama corazón. Se talló por genética, por convicción o por contagio, se talló con esfuerzo, con sangre y con lágrimas, se talló para que nada ni nadie lo pisotee. Para que nada ni nadie lo pueda borrar. Para que nada ni nadie lo pueda entender.

LEANDRO ROJAS

Anuncios
Estándar

2 thoughts on “ESO ES TUYO

  1. LEANDRO dice:

    Gracias amigo!!!

    Estoy viendo el partido… y todavía no lo puedo creer…es un desproposito que esa camiseta juegue en esa categoría…

    Toda esa gente, JUNTA… cantando y saltando… con el frío que hace!!!

    SI ESO NO ES AMOR!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s