Debilidades, Para Volar

EL ENCUENTRO PERFECTO

Se que naciste para mí: para iluminarme,

para estimularme, para enseñarme

y para aliviar mis tristezas, mis pesares y mi camino.

 

Y lo se desde que te vi por primera vez,

aunque no recuerdo bien el día ni el lugar,

no se que dije cuando te tuve en frente,

no se si podía decir mucho, no creo.

 nino-y-el-balon

Es simple la razón aunque es complejo que lo entiendas,

pero no puedo sacarte de mi cabeza:

estás en el espejo por la mañana al despertar,

en el desayuno para conversar;

mientras trabajo y en el almuerzo;

invadís la televisión o te veo correr libre por un oasis de tierra;

cuando descanso y cuando estoy cansado,

cuando puedo tenerte y cuando debo soltarte;

cuando el sol va cayendo, a la hora de cenar

y en mis largas madrugadas enviciadas por jugar.

 

Estás en mis anhelos, futuros e ideales.

pisando-en-el-pupitre 

A veces quiero llevarte conmigo

y compartirte pues me siento afortunado,

poder rozarte en cualquier sitio,

acariciarte suave y lentamente,

y volar sintiendo que soy uno de ellos:

que vivo por ti y para ti.

 

El tiempo te ha desinflado, las arrugas te ganan,

como si ya estuvieras exhausta…

Te veo apartada, en un rincón solitario…

Te acercas aquí, como buscando alivio…

Te propongo una tregua, un bullicio de estadio,

un destello de arte, un instante de amor

y el encuentro perfecto: LA PELOTA Y EL JUGADOR.

 

LEANDRO ROJAS

Anuncios
Estándar

3 thoughts on “EL ENCUENTRO PERFECTO

  1. volantetapon dice:

    leer esto me hizo acordar, cuando solo disponia de mi tiempo libre para escaparme al campito a una cuadra de casa o a la plaza o al colegio para jugar toda la tarde, cuando no existe la timidez para para pararte al lado de un partido q juega otros pibes para q te inviten a jugar, en fin…lastima q todos crecemos y las prioridades van siendo diferentes, pero siempre esta ese tiempito para armar un picadito….
    fede

  2. LEANDRO dice:

    Yo me inspiré mirándola a ella… estaba entre la escalera y la cama de mi habitación… me observaba detenidamente mientras yo me preparaba para ir a trabajar. Parecía reclamar afecto, atención y cariño. Parecía que me incitaba a dejar de lado las obligaciones y las responsabilidades…

    Pensé que me necesitaba, y yo a ella.

    Pensé en sacarla a rodar..

    Pensé en rozarla así descalzo, sin necesidad de un calzado adecuado..

    Pensé lo mismo que Fede: ¿Cuánto tiempo le dedicamos de chicos?

    ¿Cuántas partidos, penales, gol entra, cabezas y mareaditas?

    ¿Cuánto nos dió? … y ahora estaba ahí tirada, casi sin ganas, toda desinflada … y entonces le propuse un encuentro!

  3. negro dice:

    hay una frase con la q no concuerdo: Pensé lo mismo que Fede: ¿Cuánto tiempo le dedicamos de chicos?
    no creo q le haya dedicado demaciado!!!!! hasta q crecio y osvaldito le compro la pelota, ahi si, lo invitabamos a jugar por ser el “dueño de”…
    jajajaja abrazo, lea anda pensando en el libro..es excelente lo tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s