Para Volar

ALGUNAS MADRUGADAS DE DICIEMBRE

De mis momentos favoritos

Seguramente quedarán

Algunas madrugadas de diciembre

Que jamás se borrarán

Esos minutos de especulación

De eterna y constante presión

De analizar sin sentir el color

De disfrutar por amar el balón.


Recuerdo claramente los pasos de la ceremonia:

Reloj siete y algo, bizcocho y el mate

Los ojos pegados, lagañas frondosas

La cita te incita a sentir ciertas cosas.

El alargue es la excusa que extiende la ronda

Se suman parientes, dormidos y algún proveedor

Hasta cambia la locación, pues el pueblo se despierta

Este no sabe lo que se perdió,

Este no podrá analizarlo como vos y yo

Y persigue el empate

Y añoramos los penales

Y valoramos la capacidad atlética

La organización y el estadio.


Es sin duda el encuentro del año.

No hay dos equipos que disputen algo más valioso.

No hay otras dos hinchadas que disfruten ser parte de algo más.

Lo juegan sólo los gigantes

Más algún enano se atreve a desafiarlos.

Y sentirá muy dentro aquel que la copa alce,

Que durante doce meses no habrá quien lo alcance.

Dedicado a mis mañanas ideales de Intercontinental. Mi viejo y yo… y nadie más!!

Por Leandro Rojas

Anuncios
Estándar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s