Sin categoría

YA

ya

Quisiera disfrutar el aire que está corriendo ahí nomás, cerca, a mi alcance. Salir de este espacio marcado y definido para experimentar la brisa y dejar que me atraviese su aire renovador. Tengo las pupilas dilatadas y los sentidos exprimidos. El rectángulo y su control remoto me encierran en su ángulo de percepción. No puedo expresarme de otras formas: mis términos y conceptos se acotan y conservan. Los libros de aquél rincón, se empolvan y descansan unos encima de otros. No interpreto, no pregunto y no me detengo a iluminar los acontecimientos. Pasan, como una ruleta, velozmente y se me confunden los colores, las formas y los números. Mis manos no han percibido aquellas texturas diversas. No pueden distinguir. No logro categorizar o definir objetos, personas o situaciones. Pierdo la opción de involucrarme en los silencios, ordenarlos y desmenuzarlos. Desaprovecho la chance de encontrarme en ellos. Y como no disfruto de la ausencia del sonido, tampoco estoy preparado para percibirlo y distinguirlo. Me cuesta diferenciarlos y no me molesta vagar rendido, insulso, apagado. Tengo la oportunidad de elegir, adentrarme, imaginar y conectarme. Tengo todo a disposición, como en un penal sin arquero. Ya.

 

Parte de #Penal de Leandro Rojas
#NuevoLibro

Estándar
Sin categoría

MARADONA

diego

Tiene los hombros altos y su pecho está inflado de confianza. Sus muslos son gordos, distintos y fibrosos. Su cabello esponjoso no se mueve a pesar de que da saltos profundos, estéticos y sensibles como los de un bailarín. Canchero, sobrador y sabio de que es el mejor. Displicente y fanfarrón, va humillando desde que el árbitro pita. Siempre mira al arquero: lo rebaja, lo apichona y lo humaniza porque es Dios, y se lo hace notar en cada minúsculo gesto. Está a punto de patear un penal y, aunque no es especialista, tiene la espalda para fallar y que ajenos y propios lo veneren. Genio. Ya visualizó las cámaras y conoce de perfiles, pase lo que pase será tapa o foto principal. Todo listo para el flash!

#Penal de Leandro Rojas
#Próximamente
#NuevoLibro

Estándar
Sin categoría

PENAL

penal-para-todos

Escribo sobre fútbol como siempre, como lo siento y en éste tiempo, alrededor del penal. En ocasiones, el punto es el inicio y en otras es el final. Es una excusa o un lugar de paso. A veces lo piso de lleno y en otras lo rozo para decir algo tan entrañable como absurdo.

Me guía la temática y me acompaña día a día: en cuadernos, en el teclado, en pequeños papeles, en los sueños, en audios, en posteos y entre lágrimas.

Hay personas que se preparan toda su vida para definir una serie. Hay tipos que no son conscientes de lo que implica fallar. Hay quienes perfeccionan penales y otros que los consideran una ruleta. Hay arqueros que le deben su carrera a taparlos y algunos que jamás adivinaron un palo. Hay pateadores serios, atrevidos y porfiados. Existen porteros vanguardistas, obstinados y talentosos. Están los que se encomiendan a Dios y los que se encuentran con él mientras caminan hacia el remate.

Hay un mundo antes del penal: hay historias profundas que transcurren desde que el tipo acomoda el balón, hasta que la pelota deja de girar; hay montones de fábulas y críticas que se generan a través del desenlace.

Hay doce pasos entre la línea de meta y el momento del impacto. Hay vida, un juego maravilloso y la oportunidad de eternizarse en menos de un segundo.

#Penal #NuevoLibro #MuyPronto

Por Learojas

 

Estándar
Debilidades, En el Interior e Inferiores, Tres para Crear

ESAS LOCAS IDEAS DE MONO

Hay personas a las que yo jamás podré agradecerles todo lo que me
han dado e inspirado. Nunca me he cansado de repetir sus discursos,
argumentos y principios. Jamás he sentido tanto orgullo de ser hincha de un equipo que juegue de una manera tan sana, atrevida e inteligente. Hay personas que alteran la historia de un club y, Adrián Daniele, ha marcado a San Martín para el resto de la eternidad.

378802_2877719548361_1421181980_33174796_938584594_n

Seguir leyendo

Estándar
De Genios y Magos, Debilidades, Para Volar, Tres para Crear

SÓCRATES

democracia

La ocho en la espalda. Arriba del número no estaba escrito su nombre, decía DEMOCRACIA. Podría decir Fútbol, talento, doctor, taco, nostalgia, alegría, exceso o simplemente ídolo. Pero no, sobre ése número ocho decía DEMOCRACIA. Por ella peleó, vivió y jugó. Por ella discutió miles de horas a lo largo de sus 57 años, con amigos, con desconocidos, con políticos, con ciudadanos, con familiares. Le hubiera bastado sólo con jugar al fútbol para destacarse y convertirse en eterno, incluso de manera más pragmática podría haber logrado algún título más, fundamentalmente un Mundial. No le interesaba. No había venido a eso.

Seguir leyendo

Estándar